Obra de Rocío Tisera

martes, noviembre 11

Laberintos


Ya que la vida se quema,
quiero al menos
aspirar el humo,
intoxicarme con la esencia
latente de mi ser.
Dispersarme en el silencio,
disiparme en la noche,
sentir que el único sonido
proviene de mi mente.
Si me deslizo
entre los dedos
congelados y ásperos
de la nada,
solo me dejaré caer
hasta estrellarme
en la realidad.
Y no habrá
nada que temer,
porque ese dolor errante,
que tantas veces
se nos presenta,
se fue asimilando lentamente,
algún tiempo atrás.
Las fibras de mi cuerpo
están preparadas
para huir de aquí,
y recomenzar el proceso
que me lleva
del hielo al fuego,
consciente
de ser como la luz
en este momento de amanecer.
Lentamente
se aleja el frío
y siento
que el alma se hincha
y el aire
y la sangre
y la alegría
y hasta el mismo miedo,
circulan los laberintos de la carne,
mientras las células
vibran otra vez,
entre el sueño y la realidad,
atravesando brillantes paredes
de esta materia roja y caliente,
que me acelera

1 comentario:

Tarot dijo...

Hola, me gusta vuestra web y me gustaría hacer un intercambio de enlaces con la mía.
Si os interesa, mandadme un mail a tarotalba[arroba]gmail.com

Gracias!