Obra de Rocío Tisera

lunes, febrero 14

Comentarios



-Y bueno, algo ella habrá hecho, seguro que lo habrá provocado –comentó Beto, el mecánico.
-¡Ah! Así que violaron a una mujer en la otra esquina… Y si, me imagino. Pasa que las mujeres de hoy en día salen casi desnudas a la calle y bueno, los hombres no somos de madera, ¿no? –dijo Pepe, el quinielero del barrio.
-Eso que le pasó a esa mujer, que no tengo idea de quien se trata pero que me la imagino, sucede porque con el paso del tiempo, la mujer se ha ido liberando y al querer imitar e igualar al hombre ha ido perdiendo la esencia y la decencia. ¿Pobre, no? Pero es así, quizás ella sola paga por los pecados de todas –insinuaba la presidenta de la comisión de fieles de la iglesia católica.
-¿La mina que se garcharon anoche? Allá en el bar me contaron que ella era una prostituta que se le escapó al chabón para el que laburaba y entonces para que aprenda, hizo que la cagaran a golpes. Calculo que con todo lo que le hicieron, ahora se va a volver más mansita –vociferó el Gordo Carranza mientras vendía el diario en la esquina.
-¡Que se cague por puta! Seguro que le gustó y que ahora va a pasar todas las noches por esta cuadra a ver si la violan de vuelta… -gritaron a coro, entre risotadas, los muchachos que siempre jugaban al fútbol en una canchita cercana.
Mientras tanto, en la comisaría, una anciana monja, vestida con su hábito, lloraba desconsoladamente, herida y ultrajada, mientras relataba al policía sumariante lo que recordaba de la traumática experiencia que había vivido en la noche anterior. La religiosa, tomando fuertemente su rosario, describía los rasgos de las personas que habían abusado de ella. Sin embargo, la gente del barrio aún seguía hablando y hablando, sin saber en verdad nada de lo que había ocurrido.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

muchas veces nos creemos dueños absolutos de la verdad, sin pensar que con nuestros comentarios estamos lastmando aun mas a las personas.
Excelente publicacion amigo!!

Tu alma gemela.

aliada dijo...

Suele pasar, demasiado realista para tu estilo no amigo? Perdona mi crítica...

Es muy bueno, pero siempre todos y ninguno estamos libres nos atrevemos a ofrecer juicios de valor y gratuitos.

Pero el tema de la mujer me ha llegado profundamente. Nadie se alegra de que la mujer triunfe!!! Ni tan siquiera la mujer