Obra de Rocío Tisera

domingo, julio 12

MICROCUENTOS 17

CALENTAMIENTO

De pronto, la superficie de hielo crujió y una grieta profunda se abrió ante los pies del esquimal. La plataforma en la que él se encontraba se separó así del resto, y comenzó a flotar sobre el mar del polo norte a la deriva. “¡Me cago en el calentamiento global!”, gritó el esquimal, al ver que lo lejos, sobre la otra superficie de hielo, había quedado su amada. Quizás, él nunca más tendría la posibilidad de volverla a ver…

TRES OVNIS

Acampando en el cerro Uritorco, tuve la extraordinaria suerte, en tres ocasiones diferentes, de poder contemplar a un ovni surcando velozmente por el cielo estrellado. Pero nadie me creyó cuando lo conté, ya que dio la casualidad de que justo en esas tres oportunidades yo me hallaba algo embriagado. ¡Qué estúpida es la gente! ¿Acaso es que no saben que los borrachos siempre dicen la verdad?

MI LUNA DE MIEL

Mi luna de miel fue realmente fabulosa. Imagínense, una hermosa y paradisíaca playa caribeña, el más lujoso de los hoteles, un majestuoso casino, fiestas divertidas e interminables, restoranes distinguidos… El único problema, lo único negativo, es que tenía que estar allí con mi esposa.

5 comentarios:

Carlos Alberto Arellano dijo...

Gustavo:

Voy a aprovechar la oportunidad para confesar, ahora mismo y sin perder un segundo más, que yo soy el capitán del ovni que el borrachín vio tres veces en los cielos del Uritorco. Me presento: Capitán Mondongo. A tus órdenes. Con respecto al esquimal. ¡Tranquilo! Ya lo hemos rescatado y está de nuevo con su amada. ¿El calentamiento global? No te preocupes. Tal como ocurrió en la novela de Arthur C. Clarke, «El fin de la infancia», vamos a tomar el mando de este planeta. Sí, ya estamos cansados, muy cansados, de tanta irresponsabilidad, de tanta corrupción, de tanta indiferencia, de tantos intereses creados, de tanto egoísmo, de tantos privilegios, de tantas tonterías. Así es, don Gustavo, convertiremos a la Tierra, en unos pocos años, en un maravilloso, tranquilo y alegre Paraíso. Bueno, nada más por ahora. Sólo agregar que dos de mis tripulantes están viajando (salieron hace cinco minutos) para encontrarse con la pareja despareja del último cuento. Trataremos de ayudarlos a arreglar su matrimonio… o a buscar nuevas parejas. El borrachín ya está siendo tratado en Alcohólicos Anónimos. Saludos.

Tu Gitana dijo...

Pensé que el primer cuento se refería a la venganza de los osos polares pero tristemente veo que no fue así, no tengo nada en contra del pobre esquimal solo que ese tal capitán Mondongo no entiende de venganzas ni ironías de la vida jo jo jo. Aun así que bueno que vengan a poner tantito orden al desmadre que tenemos en el planeta... suerte!!! es probable que necesiten más de la cuenta.

Carlos Alberto Arellano dijo...

¡Qué suerte que siempre hay alguien que lo entiende todo y nos lo explica! :) Saludos.

yelitza dijo...

me gusto el de " mi luna de miel"

:)

Solonazo dijo...

a veces me asusta lo que escribes :) eso es bueno